Insumos agropecuarios en salta

La producción agrícola en tiempos de cuarentena: una revolución tecnológica

En momentos de distanciamiento social, la tecnología se vuelve un socio fundamental de los productores, especialmente aquella que les permite monitorear el desempeño de sus equipos de forma remota para prevenir cualquier inconveniente futuro.


La conectividad llegó al campo en 2015 de la mano de John Deere y de los productores que buscaban mejorar la gestión de los datos que producen las máquinas y de los sistemas digitales como mapeos, prescripciones y monitoreo de los equipos.


Hacia el comienzo de la campaña 2019/2020 en Argentina, John Deere contaba con más de 2700 máquinas de clientes conectadas al soporte proactivo de los concesionarios, el doble que para la campaña anterior. Estos equipos están preparados para recibir un monitoreo remoto por parte del propietario, su asesor agronómico o del concesionario que lo asiste a distancia durante toda la campaña.


La agricultura digital y el soporte proactivo de John Deere ya llegan a más 3 millones de hectáreas conectadas a "la nube" de los clientes y permiten optimizar un 35% el desempeño de los equipos.


Ahora, durante el período de aislamiento y distanciamiento social, cada vez son más los productores que ven los beneficios de tener sus equipos conectados. Tal es así que, durante la cuarentena, los concesionarios John Deere tuvieron un crecimiento exponencial en las consultas de productores y contratistas para incorporar esta tecnología a sus equipos, o bien gestionar paquetes de monitoreo y la descarga del Centro de Operaciones, la plataforma online que permite reunir y analizar toda la información agronómica de los lotes y el desempeño de los equipos.


El Centro de Operaciones da la posibilidad de habilitar que el concesionario o terceros, como un agrónomo, accedan a la información de forma remota. Además de cambiar la dinámica del productor en sus tareas diarias, esta plataforma también generó nuevos servicios de atención por parte de los concesionarios, quienes adaptaron el conocimiento de los técnicos e incorporaron especialistas para el análisis de la performance de los equipos. Incluso instalaron Centros de Soporte a la Operaciones, salas especialmente equipadas en los concesionarios para monitorear los equipos conectados al sistema y darles seguimiento a distancia. Actualmente, la red John Deere cuenta con 14 Centros de Soporte a las Operaciones en el país.


La mirada del contratista:

"A nosotros, como contratistas, el Centro de Operaciones nos ayuda a brindar un servicio diferenciado entregando al productor el mapeo y los resultados de forma instantánea. Tenemos el sistema de JDLink por el cual hacemos un censado diario de la máquina: cómo está trabajando, el tiempo ocioso de transporte, las vueltas que da y el consumo de combustible, lo que nos permite bajar nuestros costos. Por lo general accedemos al Centro de Operaciones directamente desde el celular, donde vamos viendo la información necesaria para informar al productor y brindarle un servicio instantáneo", comenta Matías Boretto, representante del grupo Proagro de San Carlos.


La mirada del concesionario:

"Desde el lanzamiento del Centro de Operaciones en 2018, en los concesionarios comenzamos una nueva etapa donde estamos mucho más cerca del productor gracias al Centro de Soporte a las Operaciones, la sala donde nuestros especialistas pueden monitorear el desempeño de los equipos. Esto nos permitió comprender sus necesidades e implementar diversas tecnologías, con las que monitoreamos los equipos que nos envían alertas en el caso de que sea necesario una corrección en la máquina", explica la Ing. Nadia Lattanzi del concesionario Ricardo Venturino S.A.


Los concesionarios destacan que en este período recibieron consultas de aquellos contratistas que tenían solo un equipo conectado y querían incorporar toda su flota. Además, notaron un incremento en el interés de los asesores agronómicos, quienes buscaron la manera de mantener la atención de los productores sin necesidad de acercarse al campo.


"En el trabajo diario nosotros no tenemos forma de identificar cuándo una cosechadora o sembradora trabaja con errores imperceptibles que pueden agravarse con el tiempo. Al incorporar tecnología digital de monitoreo remoto y usando la app Centro de Operaciones de John Deere, vemos el desempeño de cada máquina en todo momento y desde cualquier lugar.


Además, con el soporte que nos brinda el concesionario, podemos trabajar de manera preventiva. Ellos nos avisan cuando necesitamos algún repuesto para coordinar el mejor momento para realizar el cambio sin interrumpir el día de trabajo o si el operario comete algún error que perjudique al equipo", comenta un productor que incorporó el Centro de Operaciones en la campaña pasada. "Este año notamos que también podían alertarnos sobre algunos cuidados o prevenciones a partir de patrones de comportamiento identificados por los ingenieros de John Deere".


Lo último que menciona el productor es Expert Alert, un sistema predictivo que utiliza algoritmos avanzados para analizar datos, identificar posibles fallas en componentes de la máquina y notificar al concesionario. Si el productor brinda su consentimiento, el concesionario puede asesorarlo antes de que la falla de la máquina ocurra y programar una visita de servicio cuando sea conveniente para el cliente. El concesionario tendrá las instrucciones, las herramientas y las piezas necesarias para minimizar el costo de reparación y maximizar el tiempo de actividad.


Si bien la agricultura fue declarada una actividad esencial, permitiendo la circulación de los trabajadores del sector, desde el campo saben que la prevención es lo primero, por lo que se apoyan en aquellas tecnologías que les permitan hacer un seguimiento de la cosecha desde su hogar.


En el contexto actual, los concesionarios que cuentan con estos servicios se volvieron aliados indispensables de los productores, que buscan sostener el aislamiento el mayor tiempo posible y solo salir ante una emergencia.


"Gracias a esta tecnología logramos hacer la entrega de una cosechadora S780 a distancia. Estuvimos conectados con el productor de forma telefónica y conectados remotamente a la pantalla de la máquina, él desde el galpón y yo desde mi casa. Mientras repasábamos los puntos de configuración, yo veía en tiempo real todo lo que el cliente calibraba desde el monitor, de esa manera lo pude guiar muy fácilmente. En este contexto, sin este tipo de tecnología hubiera sido mucho más difícil realizar la entrega y que el dueño comprenda toda la tecnología de la máquina que adquirió", comentan del concesionario Franklin S. Boglich S.R.L.


Frente a esta situación, los concesionarios se adaptaron a las necesidades de los productores y contratistas para facilitarles toda la información indispensable para sus tareas en plena época de cosecha. "En John Deere trabajamos constantemente para brindarle la última tecnología a nuestros clientes en todos los puntos del país. El Centro de Soporte a las Operaciones cuenta con diversos servicios proactivos para que las máquinas sean cada vez más productivas, con menos tiempo de parada y menos costo de operación. La incorporación de estas tecnologías digitales está marcando sin dudas el inicio de una nueva era en la agricultura", comenta Gustavo Tello, gerente de Soporte al Cliente de John Deere.


Esta situación alentó a productores que aún no estaban interesados en el monitoreo remoto a sumarse a esta nueva etapa de digitalización, confiando en la infraestructura y sólida experiencia de John Deere en esta área. Con la predictibilidad, John Deere da un paso más en tecnologías digitales, centrándose no solo en la gestión de la información, sino en la interpretación de la misma para ofrecerle al productor la mejor solución.


Fuente: Agritotal