Insumos agropecuarios en salta

Analizar los datos para buscar la eficiencia productiva

Las posibilidades de uso de herramientas digitales en la agricultura son muy amplias en la Argentina y está creciendo de forma exponencial en los últimos años. Primero, porque los procesos de recolección y análisis de datos se simplificaron para ayudar a los productores a tomar mejores decisiones y poder avanzar hacia una agricultura más precisa, sustentable y rentable. Además. se está dando el cambio generacional en el campo con jóvenes que tienen un mayor uso de estas nuevas tecnologías.

En este contexto, el uso de FieldView, plataforma digital desarrollada por The Climate Corporation, una empresa subsidiaria de Bayer CropScience, viene aumentando de manera vertiginosa en el mundo y fundamentalmente en la Argentina.


En 2019 cerraron más de 37 millones de hectáreas a nivel mundial. Y en 2020 el objetivo es superar las 50 millones de hectáreas. Específicamente en Argentina, en 2019, el año de su lanzamiento, terminó con un millón de hectáreas y en este ciclo ya superó las dos millones de hectáreas conectadas a la plataforma.


“El primer beneficio es poder subir de forma simple  la información recolectada y analizar esos datos. La agricultura de precisión tiene mucho tiempo, lo que cambió ahora es la digitalización y esto permite tomar mejores decisiones”, indicó Matías Corradi, líder de Climate Corporation para Cono Sur.


“Una hectárea genera más 900.000 datos en la siembra. Entonces, para que estos datos me sirvan, necesitás que se suban a una plataforma para que se analicen y poder tomar mejores decisiones”, señaló agregando que los productores pueden empezar a medir las decisiones que toman en en los lotes, tanto las buenas como las malas. “Uno puede mejorar lo que mide”, consideró.


En este sentido, comentó que a un año del lanzamiento de la tecnología en la Argentina, la respuesta de los productores fue muy positiva. “A algunos lo ayuda a controlar la calidad de la siembra, a otros les permite hacer prescripciones de híbridos, mientras que otros nos remarcaban el ahorro en el uso de herbicidas para el control de las malezas”, enumeró entre los beneficios de la plataforma.


Corradi remarcó que FieldView es una plataforma abierta que le permite conectarse a múltiples marcas de equipamiento para que todos esos datos entren a una sola plataforma.

Trabajan tanto con marcas a nivel internacional como también con marcas nacionales. “Buscamos generar un ecosistema para darle más simpleza y ayuda al productor”, dijo.


Ejemplificó que el productor pueda marcar una sola vez el lote y que las mismas plataformas se conectan entre ellas para que no tenga que subirla repetidas veces. “Es muy importante la privacidad del dato. Le damos claridad a los usuarios y ellos eligen subirla, bajarla, compartirla o borrarla. El dato no es nuestro, es del productor”, enfatizó.


Además, la plataforma continúa incorporando nuevas funciones. Según precisó Corradi, hay cuatro novedades. La primera es el Radar Meteorológico que muestra los frentes de lluvia para las próximas 4 horas y las precipitaciones acumuladas durante las últimas 24 horas .

La segunda tiene que ver con notificaciones automáticas de detección de diferencias en el desarrollo vegetativo del cultivo para un monitoreo más eficiente.


La tercera se refiere a las “Prescripciones de Semillas FieldView” , una herramienta que permite brindar la recomendación más precisa a los productores, basada en ciencia de datos, incluyendo curvas de rendimiento por densidad híbrido especificas, imágenes de satélite y datos históricos que tiene el productor. Son prescripciones 100% integradas con FieldView, que prescinde de cualquier tipo de análisis de suelo, simplificando el proceso y permitiendo la escalabilidad, sin incrementos de costos significativos para el agricultor.


Y por último, es la inclusión de Prescripciones Manuales de Pulverización. Este tipo de recomendación permite ajustar las dosis de productos para pulverizar los cultivos, en función de la zona en la que se ubiquen y teniendo en cuenta las necesidades particulares del campo o cultivo, optimizando la aplicación del producto, generando ahorros y contribuyendo a la sustentabilidad. 


Fuente. Clarín