Insumos agropecuarios en salta

Conectar con lo natural

Quizás hayan sido las inolvidables vacaciones que pasaba con sus primos en el campo de su abuelo, donde no faltaban las aventuras en las chozas temporarias arriba de los árboles, usando los caballos como medio de transporte, disfrutando al aire libre. O quizás fueron las preciadas tardes de pelota o bici junto a un puñado de amigos del barrio, estirando las horas antes de entrar a casa de nuevo.


Lo cierto es que la conexión de Nacho con lo natural viene desde chico. Nada lo hacía más feliz que andar afuera.



Ignacio Butler nació y vive en Salta Capital. Fue primero a la Escuela Parroquial de La Merced y después a la Universidad donde decidió hacer la carrera, de Ingeniería en Recursos Naturales y Medio Ambiente. Esa naturaleza que amaba había que utilizarla y protegerla y para ello buscó las herramientas adecuadas.


Con el correr de los años comprendió que la sustentabilidad y la sostenibilidad no iban separadas del avance tecnológico. Naturaleza y tecnología podían maridar mejor de lo que se pensaba y entonces se abocó al desarrollo de proyectos que le permitieran encontrar soluciones a cada nuevo problema con los avances tecnológicos como aliados.


Hoy, con 36 años, Nacho es consultor independiente y uno de los fundadores de Dynamik, una empresa de innovación en recursos naturales. “Siempre hay mucho para aprender y crecer. Es un mundo muy dinámico, donde conocés a muchas personas nuevas, con miradas, proyectos y problemas nuevos a los que les aportamos nuevas soluciones”.


Claro que lo que más le gusta a Nacho son las salidas al campo. Eso de recorrer al aire libre como cuando era chiquito, pero esta vez interpretando en cada lugar la información de gabinete necesaria para poder brindar su asesoramiento con profesionalismo y certeza. ¿Lo que menos le gusta? Como a casi todos los que aman la naturaleza, el papeleo. Las horas frente al monitor para desarrollar los informes, pero que también le trae satisfacciones cuando los culmina, porque ese deber cumplido hará que su cliente mejore su relación con los recursos naturales, los cuide más y tenga más beneficios.


Sin embargo, el Nacho no está solo en su cruzada. En Dynamik tiene dos socios con quienes trabaja codo a codo, Diego y Gonzalo, y un equipo de asesores que van desde agrónomos hasta Data Science, pasando por ciencias ambientales, SIG, comunicación, etc. “Buscamos desarrollar una gestión adecuada de los recursos haciendo hincapié en el análisis de datos para encontrar la mejor relación de producción y conservación. Intentamos no descuidar el equilibrio entre el hombre, el ambiente y la economía”.


Para Nacho, “el campo es ese lugar donde la naturaleza se expresa y nos enseña acerca del ciclo de la vida”.


Y es en sus hijos Lorenzo, que ya cumplió 5, y Pedrito, el más chiquito, donde su esfuerzo diario cobra sentido porque, cuando piensa en el futuro, Nacho asegura que su mayor apuesta profesional es que ellos puedan ver a Salta como modelo de producción y eficiencia.


Así que Ignacio Butler, Nacho, interviene cada día en diversos sistemas productivos para velar por el medio ambiente, ese que reconoció y disfrutó en el campo de su abuelo. Ese al que no duda en resguardar y que se esperanza en proteger para que todos siempre, como él, podamos conectar con lo natural.


Nota por el equipo AJU