Insumos agropecuarios en salta

En tiempos difíciles, la agricultura digital cobra un nuevo protagonismo

Las tecnologías tendientes a incrementar la eficiencia en el uso de insumos son siempre importantes. Su impacto, sin embargo, se incrementa ante deterioros en las relaciones de precios insumo-producto (cuando hacen falta más kg de grano para pagar un kg de fertilizante, por ejemplo).



En el contexto actual, cualquier esfuerzo para ubicar cada granulito de fertilizante en la cantidad y en el lugar correctos dentro del lote tiene un impacto mayor a lo que posiblemente ha tenido en la última década.


La superposición de mapas de índices de vegetación de varios cultivos obtenidos mediante imágenes satelitales puede usarse para determinaciones espaciales y temporales de los patrones de productividad dentro de lotes agrícolas y así ayudar a estimar la demanda de nutrientes de un cultivo, componente fundamental de la fórmula para decidir la dosis de fertilizante a aplicar.


Un buen mapa de rendimiento de un cultivo puede transformarse fácilmente en un mapa de exportación de fósforo, información sobre la cual basar (parcialmente) una prescripción de fertilización fosfatada con dosis variable al año siguiente.


Una cámara fotográfica multiespectral, o incluso una convencional RGB, montada en un vehículo aéreo no tripulado puede usarse como herramienta de monitoreo del estado nitrogenado del trigo en estadios avanzados para evaluar la conveniencia de una refertilización con nitrógeno.


La interpolación de información proveniente de muestreos de suelo en grilla mediante GPS y sistemas de información geográficos (GIS) permite delinear con precisión la disponibilidad de nutrientes (principalmente los poco móviles) dentro de un lote para poder prescribir con la dosis de fertilización justa.


Las tecnologías informáticas, que son cada vez más inteligentes, permiten simular matemáticamente mediante una serie de ecuaciones complejas como un cultivo responde a variaciones en el manejo y el ambiente. Las plataformas digitales de gestión posibilitan organizar de manera práctica y segura la información (principalmente mapas) que se va generando en un lote y tenerla a mano para tomar decisiones.


Así vemos cómo las tecnologías digitales de agricultura de precisión nos están ayudando a “hacer mejor las cosas” . Y las necesitamos en el contexto actual, cuando el incremento de los costos nos alertan que el negocio deja de ser rentable si no usamos los insumos en forma eficiente y cuando un sector importante de la sociedad nos recuerda enérgicamente que tenemos que cuidar el medioambiente.


Fuente: La Nación Campo

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo