Insumos agropecuarios en salta

Microsoft y CREA: unión para potenciar la innovación en el agro

Con el objetivo de mejorar la competitividad y favorecer el desarrollo del campo argentino, Microsoft selló una alianza estratégica con CREA. Los protagonistas, dicen ambos, son los productores agropecuarios y las nuevas tecnologías. Las organizaciones trabajarán en conjunto para llevar innovación, nuevas estrategias y planes digitales al sector, a partir del programa Empresas Nativas Digitales y capacitaciones dirigidos a cerca de 2.000 empresas CREA.





CREA está integrada por productores agropecuarios y apunta a que las empresas CREA, integradas a la comunidad, sean referentes de innovación y sostenibilidad. El programa apunta a potenciar este desarrollo a través de la aplicación de tecnologías de innovación para favorecer el crecimiento de dichas empresas, de las comunidades de la que forman parte y del país.


El agro es una de las actividades económicas y productivas más importantes de Argentina, y produce alrededor del 60% de las exportaciones. Asimismo, según un relevamiento realizado por Microsoft for Startups y ARCAP acerca del ecosistema emprendedor en Argentina, dentro del vertical de capital semilla, las inversiones en las llamadas “agetchs” representaron 15,4%, ubicándose detrás de BioTech y FinTech.


Eso supone una gran oportunidad para el universo agtech, dado que este segmento ocupa el tercer lugar dentro de los principales verticales en los que mayor inversión hubo.


“El campo genera millones de datos que la tecnología puede volver inteligentes para mejorar cualquier tipo de proceso productivo y, de esta forma, sumar mayor eficiencia a la cadena de valor, a las exportaciones y al mercado interno. Asimismo, la industria del conocimiento y la industria agrícola-ganadera pueden capturar una oportunidad única para el desarrollo sostenible e inclusivo del país. Por eso, a través de este acuerdo, ponemos a disposición todo nuestro entorno, para que emprendedores de todo el país puedan contar con asesoramiento y tecnología Microsoft para desarrollar sus negocios”, señaló Fernando López Iervasi, Gerente General de Microsoft Argentina.


Claves de la alianza

La alianza entre Microsoft y CREA viene a formalizar e impulsar un proceso que se viene gestando desde hace algunos años: la incorporación de nuevas tecnologías en el agro. Entre otros beneficios, la utilización de herramientas digitales en el sector permite aumentar los niveles de producción, mejorando la calidad, y, al mismo tiempo, hace más sostenible el proceso productivo, contribuyendo a mitigar los efectos del cambio climático.


Con el foco puesto en la adopción de nuevas destrezas digitales, Microsoft se comprometió a habilitar su Programa de Empresas Nativas Digitales, para proveer asesoramiento y soluciones innovadoras a empresas agtech, con el fin de que dichas empresas puedan desarrollar su modelo de negocio en la nube, crecer y escalar su negocio a nivel global.


Asimismo, la compañía puso a disposición su plataforma gratuita de capacitaciones para promover la formación sobre nuevas tecnologías a empresas vinculadas al agro. Además, brindará la posibilidad de asesoramiento a aquellas organizaciones que se encuentren en el proceso de desarrollo de soluciones transformacionales.


“Nos tenemos que preparar para este aprendizaje continuo y cada vez más exigente, vinculado a la demanda de la sociedad, con respecto a la salud del ecosistema. De cara al futuro es importante generar sinergia entre los innovadores, las tecnologías y el agro, para dar respuesta a esta demanda de los consumidores que exigen procesos cada vez más sostenibles”, expresó Cristian Feldkamp, Director Ejecutivo de CREA.


La mirada de los productores

Para dar cuenta de la posición de los productores con respecto a la incorporación de herramientas digitales en el sector, CREA realiza diversos relevamientos al interior de la organización y con sus miembros. El nivel de interés con respecto a las nuevas tecnologías, la autopercepción de los productores en el proceso de transformación digital, y los motivos por los cuales deciden implementar herramientas digitales, son algunos de los ejes que se presentan con mayor frecuencia.


¿Cuál es la percepción de los productores argentinos sobre las nuevas tecnologías?:

A 88% de los productores agropecuarios les genera curiosidad o entusiasmo el término “inteligencia artificial”.


El 80% está de en algún grado de acuerdo con que la incorporación de la robótica va a cambiar la producción agropecuaria de forma radical: 34% está totalmente de acuerdo y 46% está parcialmente de acuerdo.


Sobre la autopercepción del productor con respecto a la tecnología, los datos muestran que 54% afirmó “observar y aprender de los primeros adoptantes”; 18% manifestó “ser de los primeros que adoptan tecnologías” mientras que 17% de los productores dijo que adopta soluciones tecnológicas sólo cuando “ya están muy probadas”.

Asimismo, 8% está involucrado en el desarrollo de este tipo de soluciones.


Nuevas tecnologías

· El 44% de los productores manifestó hacerlo “para solucionar problemas actuales”.

· El 32% está interesado en probar y evaluar diferentes alternativas.

· El 19% lo hace con el objetivo de “captar nuevas oportunidades”.


Cono Sur y BIT

Una de las agtechs que logró escalar su modelo de negocio a través de la tecnología es BIT. Esta startup argentina creó “Acá mi campo”, una plataforma digital de agricultura, trazabilidad y gestión analítica que brinda un apoyo integral al productor agropecuario. La plataforma, que ya es utilizada por 15.000 productores y 200 ingenieros agrónomos, utiliza tecnología de Azure para transformar los datos económicos, biológicos y tecnológicos en información valiosa para la toma de decisiones, con el fin de alcanzar un esquema productivo sustentable, mejorando resultados económicos y preservando el ambiente.


Por su parte,Cono Group es una agroindustria familiar con raíces suizas, que trabaja desde Argentina, con base en la provincia de Córdoba, y que se dedica a la producción de una gran variedad de legumbres y semillas comestibles y exporta su producción a más de 50 países.


Para cumplir con las normas de sustentabilidad correspondientes y tener una mayor visibilidad del proceso productivo, esta pyme utiliza tecnología de BIT, la cual también le permite obtener una mayor calidad de su producción e incrementar el volumen de esta, a través del uso estratégico de los datos y la optimización de los procesos. A su vez, ante las medidas de restricción impuestas por la pandemia, migraron toda su oficina de trabajo a la nube de Microsoft. A partir de esto, se conectan, comunican y trabajan en línea gracias a Teams y utilizan soluciones de Dynamics 365 para inteligencia comercial, conectar con proveedores y clientes y mejorar la calidad del proceso productivo.


Las elecciones y el “agrosentiment”

¿Es posible estimar la confianza y la perspectiva de los productores agropecuarios a través de lo que dicen (o, mejor, dicho, “twittean”) los usuarios interesados en un tema? Mediante las técnicas de data mining y text analytics, no sólo es posible si no que, además, se puede hacer con una precisión aceptable. Algo así hacen desde CREA con Twitter y la api Google Natural Language.


Allí encuentran el “agrosentiment” que sirve para predecir el ICEA (Índice de Confianza del Empresario Agropecuario). Si se mapea la evolución de ese indicador y se contrasta con hechos políticos relevantes o de política agropecuaria, la correlación es alta. El sentiment es un indicador que evalúa el tono de una oración y oscila entre -1 (totalmente negativo) y 1 (totalmente positivo).


¿Qué pasó tras las PASO?

“Tras las primarias, el 'agrosentiment' registró una mejora, aunque menor a la observada en las legislativas de 2017, que también tuvieron un resultado favorable a la actual oposición”, dijeron desde CREA. “Parece mostrar que el sector recibió el resultado de los comicios con un optimismo moderado, pero sin un salto drástico en las expectativas. Se trata de un resultado que parece razonable teniendo en cuenta que las elecciones legislativas tienen menor incidencia en las políticas públicas que las ejecutivas, a lo cual se añade que su resultado todavía debe ser validado en las generales”, explicaron.


Fuente: El Economista