Insumos agropecuarios en salta

Cómo se están usando los datos del campo para tomar mejores decisiones

La digitalización de la agricultura es una oportunidad histórica para que los productores y asesores puedan ser cada vez más eficientes y sustentables, y para que puedan conectarse de manera colaborativa con toda la cadena de valor. En este proceso de transformación digital, los datos juegan un papel fundamental.



Hoy, con herramientas y plataformas tecnológicas, que están disponibles para todos, es posible capturar aquellos que se generan durante todo el ciclo productivo.


A través de inteligencia humana e inteligencia artificial, estos datos pueden convertirse en información e “insights” (descubrimientos que explican por qué las cosas ocurren de determinada manera) que permiten generar acciones para ser más eficientes y productivos, de manera sustentable.


Gracias a la interpretación de los datos, los productores y asesores pueden, entre otras cosas: conocer qué variedades de soja rinden más en su zona. Saber qué híbridos de maíz se adaptan más a fechas tempranas y cuáles a fechas tardías. Recibir alertas de malezas, plagas y enfermedades en el momento indicado y conocer de qué manera las están controlando sus vecinos (o cómo las controlaron ellos mismos en situaciones anteriores). Comparar sus rindes, costos, márgenes brutos y otros indicadores, con los promedios zonales.


Recientemente, con el objetivo de conocer qué valor le dan los productores y los asesores argentinos a los datos, hicimos una encuesta a los 3300 usuarios de AgroPro en la que les preguntamos lo siguiente:


Sorprendentemente y a favor del proceso de digitalización que se está llevando adelante en el sector, el 70% de los usuarios dicen estar registrando más de la mitad de los datos de su negocio agropecuario para analizarlos y mejorar la toma de decisiones en sus gestiones.



Por otro lado, el dilema ya no recae sobre los beneficios que la digitalización aporta al negocio, sino que el desafío está dado en que esa recompensa pueda ser percibida en el corto plazo.


Indagando más sobre el momento en que los datos son recolectados de manera digital, la cosecha, el más esperado por la mayoría, es el que presenta mayor cantidad de registros.



Está claro que la captura de los datos y la interpretación de los mismos es muy beneficiosa para los productores y los asesores y que debemos seguir trabajando en ello.


Pero un aspecto asociado al valor de los datos, igual o más importante y sobre el que tenemos que seguir trabajando, es el cuidado y el respeto por la privacidad de los mismos. Y es algo que quienes somos parte de las agtechs que están ayudando a la transformación digital del agro argentino tenemos muy presente. En ese sentido, estamos trabajando en que sea fácil para los usuarios saber cómo se usan sus datos, en que puedan decidir cuáles compartir y cuáles no y en que sea simple revertir esa decisión cuando lo deseen.



Agtechs como AgroPro y otras, están uniendo esfuerzos de manera colaborativa para construir un gran “boca a boca digital”, más representativo y con datos más diversos y precisos que lo que nos brinda el boca a boca tradicional. Al que es importante continuar escuchando y complementando con todo lo que aporta la digitalización, para seguir tomando las mejores decisiones y ser cada vez más eficientes y sustentables.


Fuente: La Nación Campo



11 visualizaciones0 comentarios