Insumos agropecuarios en salta

Celebrar una vida simple

Se involucra. Cuando aparece algún problema, él enseguida levanta la mano para ayudar a solucionarlo. Y va a fondo. Quizás por eso le dicen “Mecha”. Lo cierto es que Sebastián Nieva está feliz de su trabajo y de poder hacerlo en equipo.


Seba nació en Salta allá por marzo del ’76. Sus padres ya tenían cinco hijos bastante grandes, por lo que “Mecha” llegó para alegrar ese familión. Le encantaba pasar tiempo con sus hermanos y se divertía tanto que hoy aquellos momentos se tornan indelebles en su memoria.


Después de hacer la primaria en la escuela Mitre y el secundario en el Belgrano, Sebastián estudió ingeniería agrónoma. Hoy está a cargo de las compras en Abra de Sol, por lo que su rol en la solución de las cosas es crucial. “Mi tarea diaria es abastecimiento, conseguir insumos de todo tipo para ayudar a mis compañeros a hacer funcionar la empresa, a solucionar cosas”, dice.


Al principio su trabajo era algo solitario, pero poco a poco se fue conformando como un engranaje central de algo más grande junto a Martín, María, Tamara, José, Luis, Cristian, Paula, Mary, Janet, Roberto, Emmanuel, Ivana y el resto del equipo administrativo de Abra de Sol.


Sin embargo, tanto en su profesión como en su vida, su principal motor es Albana, su mujer; y aunque a Seba le cuesta un poco hablar de ella y de su familia, se le nota en los ojos lo que representan y significan para él.


Afuera de Abra de Sol, a Sebastián le gusta estar en su casa haciendo cosas del jardín, algo de herrería, y también de carpintería, aunque sea lo poco que aprendió de su papá, que sí era carpintero de oficio. También hacerse tiempo para encontrarse con sus amigos y seguir los partidos de fútbol de Central Norte, el cuervo de Salta.  


Con 43 años, “Mecha” reconoce que lo mejor de su trabajo es conocer mucha gente y lugares, y ayudar a la empresa a producir. Y con una enorme sonrisa asegura que no hay algo que no le guste. Cada cosa tiene lo suyo.


¿El futuro? Sebastián lo visualiza junto a su mujer, con una linda familia para poder disfrutarla; con un hogar reconfortante y estando tranquilo. No es malo celebrar una vida simple…