Insumos agropecuarios en salta

Lo primero es la familia

Si le dieran a elegir entre cualquier cosa que pudiera tener, Juan no dudaría en afirmar “mi familia”. Se le nota lo familiero ni bien empezamos a charlar, cuando nos cuenta que si bien nació en Salta Capital, desde los 3 años vivió con su familia en Orán.


Con 35 años, sus mejores recuerdos de la niñez son familiares, con tardecitas meta tirar la caña junto a su papá Enrique y sus tres hermanos: Matías, Exequiel y Martín. Procuraban entonces sacar buenos pescados que después junto a su mamá Graciela convertían en ricas comidas.


De Enrique además de la pasión por la pesca heredó ese amor por el campo y, claro, el oficio: Ingeniero Agrónomo. Esa conexión casi genética con trabajar al aire libre rodeado de naturaleza. Nada lo haría cambiar eso por una oficina…


Hoy Juan Guzmán, luego de trabajar algunos años en AJU, es asesor de negocios en Bayer, donde cada día siente el apoyo de sus compañeros, como así también de los amigos que dejó en AJU y los productores. Siempre agradece los logros, que por cierto se festejan porque los desafíos en el campo son permanentes, con mucho riesgo y estrés.


Por eso cuando a veces las cosas se ponen difíciles, Juan se refugia en su familia. En los brazos de Cecilia, “que me sostiene y acompañan hace más de 11 años”, dice. Se le ilumina la cara cuando habla de sus tres amores: Victoria (10), Amparito (5) y Juan Martín (4). Este familión que Juan supo formar en su vida, “la razón por la que me levanto día a día” asegura.


Por ellos sueña con seguir creciendo en su profesión y en el rubro que tanta pasión le despierta: el campo. “No me imagino viviendo fuera del campo, sin conectarme con la tierra” dice Juan, que también disfruta de pescar con amigos en su tiempo libre y de ser dirigente y entrenador en el Zenta Rugby Club de Orán.


¿Y ahora, después de la entrevista a dónde vas? “Voy a recorrer un poco el campo y a casa”, dice sonriendo… “La familia es lo primero”.