top of page

Insumos agropecuarios en salta

El imponente dron para jubilar a los tractores

La integración de sensores en los campos está suponiendo una auténtica revolución industrial, con España liderando algunos proyectos a nivel internacional. Gracias a ellos se incrementa el rendimiento de las cosechas al mismo tiempo que se aprovechan al máximo los recursos hídricos, tan escasos actualmente. Un segundo pilar consiste en el empleo de drones para llevar a cabo labores de tratamientos aéreos que consiguen extender todos los productos más rápida y homogéneamente.



Estas aeronaves no tripuladas equipan todo lo necesario para realizar las tareas y en muchas ocasiones tan solo están esperando a la aprobación de la administración aérea de turno para poderse vender comercialmente. No es el caso de la estadounidense Guardian Agriculture, que acaba de recibir la luz verde —es la primera de su tipo— y ya acumula más de 100 millones de dólares en pedidos para su dron SC1.


El SC1 se encuadra dentro de los drones eVTOL: eléctricos y con la capacidad de despegar y aterrizar verticalmente. Estas características son clave para proporcionar la mejor flexibilidad a la hora de operar en mitad del campo ya que no necesita de una pista de despegue y puede transportarse en cualquier remolque.


El dron agricultor

El objetivo del SC1 es el de convertirse en el sustituto natural de los sistemas de fumigación terrestres tradicionales, añadiendo además un extra de autonomía y de capacidad. Según indican desde Guardian Agriculture, las aeronaves disponibles actualmente son demasiado pequeños como para proporcionar a los agricultores la cobertura necesaria para fumigar un campo a precio competitivo.


De ahí que este dron se haya diseñado desde un principio para proporcionar un rendimiento similar a las aeronaves tripuladas que suelen hacer este tipo de trabajos agrícolas desde aire. Normalmente, a bordo de avionetas a las que se ha integrado un sistema de fumigación y los tanques con los productos fitosanitarios.


"La protección de los cultivos impulsada por los eVTOL es la mejor para los propios cultivos, para el medioambiente y para los resultados de los productores", según explicó Adam Bercu, fundador y director ejecutivo de Guardian Agriculture. Bercu también indica que han diseñado el sistema para satisfacer las necesidades de la agricultura comercial.


"Resolver este problema del mundo real es el primer paso para la adopción de los eVTOl en general. La aprobación de la FAA [Administración Federal de Aviación de EEUU] representa un punto de inflexión importante para el liderazgo estadounidense en este mercado de tan rápido crecimiento".


El SC1 es un cuadricóptero de 3,65 metros de envergadura teniendo en cuenta los brazos donde se sitúan las hélices de 1,55 metros cada una de ellas. El sistema de propulsión es totalmente eléctrico, incluyendo la batería y los 4 motores que rinden 40 caballos cada uno de ellos.


Emplear la electricidad simplifica todos los sistemas a bordo y reduce también los costes de mantenimiento. Tanto es así, que también han optado por una bomba de fumigación eléctrica de 4 caballos que es la encargada de dar presión al conjunto de sprays que arrojan el compuesto químico sobre las cosechas.


La capacidad de fumigación es de 75 litros por minuto como máximo y el tanque es de 76 litros. Según la ficha del fabricante, puede cubrir hasta 24 hectáreas (240.000 metros cuadrados) a la hora mientras que en una operativa estándar incluyendo la recarga de la batería y del depósito puede cubrir 16 hectáreas a la hora. Esto lo consigue en parte gracias a una tecnología de carga rápida y de fácil acceso al depósito interno.


Otro de los puntos clave de esta aeronave es que es completamente programable. El propio agricultor puede incluir la ruta que debe seguir el dron junto con la cantidad de químico a fumigar. Cuando se agote la batería o el líquido el dron regresa al punto de partida y después reanuda el trabajo donde lo dejó.

Alternativa DJI

Como perspectiva, la compañía de drones china DJI tiene también su propio dron agricultor. Se trata del modelo Agras T30 que presentaron hace unos meses en Las Vegas (Estados Unidos) y que puede alcanzar hasta 80 hectáreas por día laboral. La misma superficie que el SC1 de Guardian Agriculture subre en tan solo 2 horas.



El dron de DJI cuenta con un depósito de 30 litros que se acompaña con un sistema de fumigación para dejar caer los fitosanitarios, fertilizantes biosanitarios o los correctores nutricionales sobre la plantación. En cuanto a la autonomía, con todos los aperos acoplado el Agro T30 alcanza los 20 minutos.


Otra de las aplicaciones de estos drones es su capacidad de luchar contra las heladas. Principalmente en aquellos cultivos más sensibles a las bajas temperaturas que pueden arruinar cosechas enteras.


En este caso, la aeronave no tripulada vuela sobre la plantación empujando hacia abajo las capas de aire más altas que se encuentran más calientes. Para ello se necesita de drones potentes que desplacen una gran cantidad de aire como es el caso del SC1.


Fuente: El Español

33 visualizaciones0 comentarios
bottom of page