Insumos agropecuarios en salta

Agricultura digital: un diferencial para el contratista

La digitalización de la producción agropecuaria evoluciona y está generando un valor agregado como nunca antes se había visto. Detrás de este fuerte proceso de evolución también está la impronta de nuevas generaciones de protagonistas en el campo argentino.



Nicolás Ardusso es un joven productor agropecuario y contratista de maquinaria agrícola, de 24 años. Junto con su padre, Gabriel, de 58, comandan la firma “Roni Servicios SRL”, de la localidad de Cañada de Gómez, en Santa Fe.



Allí tienen su base de trabajo, donde hacen agricultura y también prestan servicios de maquinaria agrícola (siembra y pulverización), a lo que se suma un campo ganadero que tienen en el norte de Santa Fe.


Ardusso empezó de muy chico a familiarizarse con la tecnología aplicada a la producción. Todavía recuerda cuando, aun siendo un niño, hace 15 años, su padre ya le pedía que cargara datos para la confección de los mapas de precisión que luego servirían para avanzar en el manejo sitio-específico.

La “semillita digital” ya estaba sembrada.


Hace cuatro años llegó a sus manos un módulo de la plataforma de agricultura digital FieldView, a partir de la compra de una sembradora que contaba con el equipamiento de Precision Planting. Desde entonces, son usuarios de la herramienta, como productores y contratistas.


“Lo que más destaco, después de estos años de trabajo, es la gran experiencia de usuario que tiene FieldView para visualizar los datos, procesarlos y descargarlos. Además, recuerdo muy bien que a las primeras herramientas digitales de manejo agronómico les faltaba un buen servicio técnico, un aspecto que siempre fue una fortaleza de FieldView”, dice el joven.


En 2021, los Ardusso incorporaron la licencia de FieldView para poder subir los datos a la nube y un módulo más para poder mapear la pulverización. Así, ya cuentan con la gestión digital completa de las labores: siembra, pulverización y cosecha.



“Como contratista y productor, para mí FieldView aporta tres pilares a la empresa: la facilidad de recolección de datos y su sincronización entre máquinas de diferentes marcas; un excelente monitoreo del campo, importante considerando que nos gusta mucho hacer ensayos, y también representa una base muy sólida para tomar decisiones futuras”, precisa.


Agricultura digital

Para Ardusso, quien está a cargo de la parte administrativa y financiera de la empresa y, desde ahí, se conecta con la pata tecnológica, contar con los datos organizados es un tema muy importante.


“A partir de los datos, buscamos mejoras en la eficiencia productiva, planificar bien los servicios y, en definitiva, todo el trabajo y el año productivo”, dice.


El parque de maquinaria agrícola de la firma trabaja unas 16.000 hectáreas por año. Cuentan con dos sembradoras, una pulverizadora y una cosechadora.


Las sembradoras son dos, con equipamiento Precision Planting, y hacen 2.000 hectáreas de tareas por año: la de grano grueso es una Air Drill de Pierobon; por su parte, la de grano fino es John Deere.


El pulverizador es un John Deere 4730. que trabaja unas 13.000 hectáreas y la cosechadora solo trilla la producción propia de unas 1.000 hectáreas.

En referencia a los ensayos, el productor y contratista cuenta su última experiencia en la siembra de trigo de esta campaña, que viene siguiendo a partir de imágenes satelitales.

“La sembradora de grano fino tiene la particularidad de contar con una cuchilla abresurco monodisco, con lo cual a veces no penetra bien en situaciones de abundante rastrojo o rastrojo húmedo”, explica.


Y agrega que en las últimas cinco hectáreas de trigo de producción propia que sembró se trabajó sobre rastrojo húmedo de soja.

“En ese momento, detecté que la máquina sembraba de manera defectuosa y que la deposición de la semilla no era buena. No podía esperar más tiempo para terminar, ya que debía atender otro servicio de siembra, y tuvo que seguir”, recuerda.


Pero el impacto de esa mala calidad inicial se vio claramente con las imágenes de FieldView. “Ahora, esas cinco hectáreas están sufriendo más la sequía que el resto del lote”, reconoce.

Ardusso dice que la plataforma constituye una base sólida para tomar decisiones hacia el futuro. En ese sentido, comenta que este año está haciendo sólo un 20% de maíz en siembra temprana y que 80% será tardío.


“A partir de las diferencias de rendimiento que nos mostró FieldView el año pasado entre la loma y el bajo de los campos en los que sembramos, este año planteamos ambientaciones tomando esos datos vinculados a la altimetría”, relata.


Durante la sequía del año pasado, el cultivo entregó 40 quintales por hectárea en las lomas y 150 quintales en los bajos. De esta forma, la intención es ubicar en las partes más bajas, que en este ciclo tengan agua disponible, las fechas tempranas y dejar el resto de los ambientes para las fechas tardías.



Hablando de las labores en general, dice que los monitores de FieldView, además de ser una herramienta digital de manejo agronómico, ofician como un segundo monitor de cada máquina en plena labor, con la ventaja de que los datos están disponibles en la nube inmediatamente.

Entre otras cuestiones que están evaluando los Ardusso, también está la compactación de los suelos.


“Mirando los mapas de FieldView, donde vemos las huellas en los lotes y la compactación que producen las máquinas, estamos evaluando cómo manejar las cargas, más que nada de los carros-tolva”, comenta.



Para Ardusso, está más que comprobada la practicidad que aporta FieldView al permitir contar con toda la información en un solo lugar, más la facilidad de visualizarla. Además, claramente, la simpleza para la recolección de datos.


Una vez que terminan su trabajo como contratistas en los campos, los Ardusso entregan a sus clientes los mapas de FieldView y un reporte digital de todo lo realizado, para que ellos también cuenten con esa información para tomar cada día mejores decisiones.


Fuente: FieldView Argentina

9 visualizaciones0 comentarios