Insumos agropecuarios en salta

Claves para gestionar el día después del coronavirus

A pesar de la incertidumbre, conviene “seguir remando”. Las cifras del aluvión histórico de dinero para que no caigan las demandas del planeta. El “bendito trigo”, las tenencias, los precios, el dólar y las tasas.


Estamos viviendo días, semanas y meses inéditos que quedarán escritos en la historia por múltiples motivos. No es casualidad que muchos grandes líderes del mundo hayan catalogado a la actual situación como algo comparable a la Segunda Guerra Mundial. No tengan dudas de que hablaremos de lo que sucede por estos días en tiempos futuros. Pero la actividad privada en general y las empresas agrícolas muy en particular tienen la obligación y la necesidad de seguir remando porque de lo contrario se las lleva la corriente.


Existe la necesidad imperiosa de pensar y gestionar para cuando se hayan disipado las nubes. Las palabras pasan, los epítetos que caracterizan de “miserables” a los empresarios deben ser olvidados porque la actividad privada no tiene tiempo que perder y menos aún las tareas agrícola, en la cual hay tiempos biológicos que no saben de resoluciones ni decretos. Por este motivo y más que nunca sugerimos análisis de situación y luego mucho pragmatismo y frialdad para ejecutar las decisiones adecuadas en los difíciles tiempos que corren.


El escenario mundial en unas pinceladas

Como nunca en la historia económica del planeta, los Bancos Centrales de la mayoría de las grandes Potencias han coincidido en el Diagnóstico y en las medidas a tomar. Banco Central de Inglaterra, Banco Central Europeo, Banco Central de Estados Unidos y Banco Central de Japón han reducido fuertemente sus tasas de interés de referencia y han decidido, o tienen en análisis decidir, la inyección de fenomenales cantidades de dinero en sus economías, con el objeto de paliar los efectos actuales y futuros del COVID-19.



Algunos ejemplos:


- Estados Unidos:  El Senado norteamericano aprobó un proyecto que ahora está en análisis en la Cámara de Representantes; que muestra la firme intención de inundar la economía de dólares para que no caiga en la depresión en medio de la pandemia. Consiste en la inyección de U$D2.000.000.000.000 (2 billones de dólares sí, 12 ceros no hay error de tipeo, un 10% de su PBI) por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos que se direccionarán a múltiples actores de la economía norteamericana. Tanto personas jurídicas como personas físicas recibirán ayuda de manera directa o indirecta. A modo de ejemplo, U$D 500.000 millones (más de un PBI argentino) serían destinados a las Industrias más afectadas y a varios millones de familias les llegaría un cheque de U$D 3.000. Vale decir que al momento, la primer potencia del mundo lidera la lista de habitantes infectados con más de 142.000 casos, superando a Italia y a la propia China.


- Europa: Anunció el 19 de marzo que inyectaría U$D 750.000 Millones (5,00% de su PBI) pero la semana pasada remarcó que dicho monto no implica un máximo, y hará todo lo necesario para que la economía real europea sobreviva a la Pandemia.


- Inglaterra: Anunció baja de tasas al 0,25% y la inyección de U$D 38.000 Millones (1,30% de su PBI).


- Japón: Shinzo Abe, primer ministro japonés, anunció la semana pasada la inyección de U$D120.000 Millones (2,35% de su PBI) en su economía para intentar compensar la caída sufrida a partir de la menor demanda de China y las tensiones con Corea del Sur.


- Argentina: Mientras tanto, en nuestro país aunque sin mucho ruido debemos decir que la emisión de pesos comenzó también. Se emitieron, desde la asunción de Alberto Fernández $353.000 Millones, unos U$D 5.500 Millones (1,38% del PBI aproximadamente). Pero suman $740.000 Millones de Pesos durante los últimos 12 meses, lo cual implicó un incremento del 58% de la Base Monetaria.


Pedimos disculpas por tanta perorata monetaria pero siendo coherentes con nuestra intención permanente de delinear contexto para tomar decisiones de gestión, no podíamos dejar de enumerar brevemente lo anterior. Es una avalancha de dinero que nunca vimos en la historia y es altamente probable que esto ayude, junto con las Tasas de Interés iguales o cercanas a 0,00%, en algún tiempo a reactivar las economías o sea las demandas del planeta.


Al mismo tiempo es muy probable que las monedas emitidas en semejantes cantidades en algún momento se devalúen y a propósito de esto vale recordar que el Mercado de Chicago cotiza en dólares.  Y ya detallamos anteriormente la cantidad que se piensa emitir de esa moneda; más aún siendo que Estados Unidos comienza a transformarse en el epicentro de la pandemia.


Quizás en consecuencia de lo antedicho se observa a los Fondos Especulativos o denominados del Managed Money, quienes buscan anticiparse a los cambios de precios (aunque no siempre lo logran) recomprando posiciones muy fuertemente en Soja y Harina de Soja en el Mercado de Chicago. Para ser estrictos lo hicieron por 12,24 Millones de toneladas en Grano de Soja en las últimas 6 semanas y 4,26 Millones de toneladas de Harina de Soja durante las últimas 4 semanas. Información actualizada el viernes pasado.


Ahora bien; ojo con los optimismos excesivos de corto plazo porque hay otro tema que empieza a ser muy muy grave que es la pseudoparálisis logística.. Los puertos del planeta tienen pronósticos reservados pues vivimos tiempos de cierres de fronteras y cuarentenas obligadas, motivo por el cual, más allá de que la Demanda en algunos lugares del mundo oriental comienza a reactivarse debemos ver cuánto se puede abastecer realmente, en qué cantidades y en qué plazos.


Bajando a la gestión…

Más que nunca se nos viene a la memoria la gran frase de aquel profesor y amigo; En tiempos de calma, defendé tu margen y en tiempos de gran incertidumbre defendé la liquidez.. Por esto es que si no tengo vencimientos de corto plazo la sugerencia es guardar las tenencias, pues los precios no ofrecen nada agradable en términos de resultados salvo…en el caso del bendito trigo. El cereal sigue mostrando precios excepcionales en el disponible, precios que no deberíamos dejar pasar, para hacernos de liquidez. Y con lo obtenido de esas ventas, comprar Dólar Bolsa, que es legal, sencillo y sin cupos y cotizó el viernes en $86.


Pensando en la campaña 20-21 y a partir del contexto descripto, agregando además que el Dólar Mayorista Comprador se sigue deslizando sin prisa pero sin pausa, de hecho subió un 44% anualizado, durante los últimos 30 días es que se ven más que apetecibles las tasas del 30% fijas en pesos o menores para anticipar compras de insumos con pago en Mayo 2021.

En tiempos de guerra... lucidez, pragmatismo y ejecución de decisiones son buenos consejeros. 


Fuente: Ing. Hernán Fernández Martínez / Clarín Rural